BIBLIOTECA “PROFESORA ISABEL GARCÍA” IES NTRA. SRA. DE LA CABEZA (ANDÚJAR)

sábado, 8 de marzo de 2014

8 DE MARZO "DÍA DE LA MUJER"

Nuestra alumna Tatiana García Muñoz, de 2º Bach., nos ha permitido compartir este texto en donde reflexiona sobre este día y la situación de la mujer en la sociedad.

¡Buen trabajo, Tatiana!


8 de Marzo de 2014, ¡feliz día de la mujer trabajadora!

El bombardeo mediático comienza desde el minuto uno, las redes sociales se colapsan de mensajes y fotografías, todos hablan de lo mismo y yo, soy puro enfado.

Casi dieciocho siglos tuvieron que pasar hasta que la mujer, exhausta por su situación de inferioridad frente al varón, decide protestar reivindicando su condición como humano digno y semejante al hombre. Mil ochocientos años en los que la mujer sufrió la opresión, la dominación y  la explotación del género masculino para poder sobrevivir. Y, sin embargo, las denuncias que realizó no fueron exitosas.

8 de Marzo de 1908, tras más de cincuenta años de demandas, mueren calcinadas 146 trabajadoras de la fábrica textil Cotton de Nueva York en un incendio provocado ante la negativa de abandonar el encierro en el que reclamaban por los bajos salarios y las infames condiciones de trabajo que padecían.

146 heroínas  que murieron por sus ideales, que lucharon hasta el final por alcanzar la igualdad laboral y que, a día de hoy, nadie recuerda. Olvidamos lo esencial: el sueño por la igualdad; que no sólo no quedó calcinado, sino que abrasó miles de conciencias y cambió la perspectiva social.

Ha transcurrido más de un siglo desde entonces y las mujeres al fin poseen aquello de lo que se las privó durante tanto tiempo: su identidad como profesionales; ha caído el muro que les impedía el acceso al trabajo. Sin embargo, sólo hemos conseguido trabajadoras reconocidas; pero no reconocidas como el hombre. Continúan las diferencias salariales, los despidos repentinos y la dificultad para acceder a diferentes cargos para la mujer; aún, no hemos logrado el objetivo.

No es necesario un día de la mujer trabajadora, pues lo único que alimenta es la diferencia de géneros ¿o hay día del hombre trabajador? Lo que necesitamos es un digno homenaje a las miles de mujeres que lucharon por abolir la discriminación laboral, y el único homenaje que está a la altura, es la igualdad. Centrémonos en valorar el esfuerzo de aquellas por conseguir sus derechos y sigamos su ejemplo, para librarnos del lastre que supone este ocho de Marzo.



Tatiana García Muñoz, 2º Bach. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario